Por más de 90 años, Chrysler ha fabricado autos que combinan perfectamente los aspectos prácticos con el lujo. Equipados con la cantidad precisa de características, Chrysler lo lleva a donde usted desea sin prescindir de un estilo impactante.

Este tipo de confiabilidad precisa de un buen rendimiento. Es por eso que todos los vehículos Chrysler son llenados en fábrica con una fórmula Pennzoil. Los propietarios de un Chrysler pueden estar seguros del rendimiento de su auto, cualquiera que sea el miembro de la familia que conduce. En cada llenado de servicio, nos honra contribuir a mantener el motor rugiendo, el legado con vida y la tranquilidad que ofrece el siguiente nivel de rendimiento. Es lo menos que ameritan las importaciones puramente americanas.