“Este auto está hecho para una cosa: romper récords”. 

-Rhys Millen, piloto de precisión.

Regresemos al final de los 80 cuando Dodge presentó un prototipo de automóvil en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica realizado en Detroit. En un entorno tendiente a la comodidad y la sencillez, Dodge apostó por el rendimiento, y la admiración del público fue casi absoluta.

Así comenzó el linaje de un ícono americano, el Viper.

De vuelta, 25 años después, el Dodge Viper ACR demuestra la pasión de la empresa por la potencia bruta y el desempeño incomparable contenido sobre cuatro ruedas. Como prueba final de la potencia de esta icónica línea, Dodge consolidó el estatus legendario del Viper ganando 14 récords de carreras*, más que ningún otro vehículo de producción anterior.

Todos los Dodge Viper son llenados en fábrica con Pennzoil® Ultra Platinum™ con Tecnología PurePlus™. Por ser como el veneno en todos los Viper, consideramos nuestra misión dar a este emblema de potencia la despedida que merece.

Filmamos The Last Viper en Miami, FL., la tierra mítica de los superautos, para demostrar una última vez su supremacía en una estremecedora carrera de despedida. Con los Sintéticos Pennzoil fluyendo por sus venas, dejamos que el rugir del motor atmosférico más grande y potente que circula por las calles, se escuche por última vez

Porque sólo hay una forma de despedirse de una leyenda: una actuación que quede grabada por siempre.

“Este es más que un auto, es un símbolo de rendimiento.”

*Certificado por el Sports Car Club de America

OBTENGA MAYOR RENDIMIENTO CON PENNZOIL AND SRT

The Last Viper

Pennzoil dice adiós a un ícono americano con una actuación digna de su legendaria reputación. Sea testigo de la potencia bruta y la velocidad que rompe récords en The Last Viper.