Hacemos que los autos rápidos vayan más rápido desde 1991

La tarjeta de presentación de John Hennessey dice: "Evangelista de caballos de fuerza" — él siempre quiere más para sus autos, y nunca deja de hablar de ellos. Él y su dedicado personal de expertos en Hennessey Performance Engineering cuentan con más de 100 años de experiencia combinada en diseño, pruebas, fabricación e instalación de mejoras para el alto rendimiento de los automóviles. Con un taller y una sala de exhibición de 2 790 metros cuadrados en un terreno de 58 hectáreas cerca de Sealy, Texas, HPE ofrece una amplia variedad de partes probadas con dinameómetro mejoras para diversos vehículos modernos de alto rendimiento.

John Hennessey, el fundador y propietario de Hennessey Performance Engineering, nació con una pasión por los autos rápidos y los eventos de velocidad. En 1991, John dejó su trabajo como un exitoso empresario en la industria de servicios ambientales e hizo de su pasión de toda la vida por los autos, su forma de subsistir. En marzo de 1993, se puso en marcha el futuro y exitoso crecimiento de HPE. Un cliente se sorprendió por el éxito de Hennessey en los eventos del Nevada Open Road Challenge, y acudió a él con uno de los primeros Dodge Vipers en el país con el fin de que le hiciera modificaciones para hacer que el auto sea competitivo en eventos similares.

Las modificaciones y ajustes dieron como resultado un aumento de alrededor de 100 caballos de fuerza. Se le conoció como el Viper Venom 500 de Hennessey. En la siguiente carrera, este auto corrió a un promedio de 264 kilómetros por hora en el Silver State Challenge lo que propulsó su popularidad, y en los años siguientes hubo una gran demanda de los Vipers de Hennessey. Para el año 1996, HPE trabajaba exclusivamente en el Chrysler V10 súper deportivo. Desde que inició el negocio de HPE, Hennessey ha producido vehículos para personalidades de la talla de Jay Leno, Bob Lutz y otros ejecutivos de Chrysler. HPE es el único afinador en América del Norte que opera su propia pista de pruebas en su Lonestar Motorsports Park, una pista de 2.25 kilómetros donde ponen a prueba los aceites sintéticos de Pennzoil® en todos los vehículos que construyen.

Rompiendo barreras y estableciendo récords

El 14 de febrero de 2014, John Hennessey y el equipo de HPE establecieron un nuevo récord mundial de velocidad para los autos deportivos de dos asientos al alcanzar una velocidad máxima de 435 kilómetros por hora con el Venom GT, destronando al Bugatti Veyron Super Sport que había mantenido el récord desde 2010. Pennzoil relató la búsqueda de la velocidad en mayo de 2015 en el canal de televisión National Geographic con la película Breaking Barriers.

Más adelante, el 27 de mayo de 2015, John Hennessey y el equipo HPE rompieron otro récord, estableciendo el récord de velocidad de un Ford Mustang GT 2015 en 335 kilómetros por hora . Este momento especial se televisó en un episodio de Jay Leno's Garage en CNBC en octubre de 2015.